4 junio 2021

Entorno Noticias

Calidad Informativa

COLUMNA/ Desde Huatusco – Expresión Periodística

3 minutos de lectura

ROBERTO GARCÍA JUSTO

EXPRESIÓN PERIODÍSTICA

El periodismo es una manifestación de la humanidad que consiste en recolectar, sintetizar, jerarquizar y publicar acontecimientos de todo tipo, recopilados en el lugar de los hechos o utilizando su propio testimonio. Con ese material se adquiere el compromiso público con la sociedad, las minorías, los necesitados y perjudicados para definir su presente y futuro. Porque entre sus cualidades se adquiere la capacidad crítica de observar y analizar el inconformismo y la transgresión.

De acuerdo con algunas investigaciones consultadas, la primer imprentar que se instaló en esta localidad fue en el año de 1847, fecha que corresponde a la invasión norteamericana a nuestro País a través del Puerto de Veracruz. Siendo Don Matías Rebolledo quién inauguró la ocupación del impresor por ser la persona que editó, dirigió y publicó el periódico “El Faro Veracruzano”. Considerado como el pionero de la prensa en Huatusco, aunque no tenemos físicamente algún ejemplar.

El Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora (1800-1860) nos ilustra que es probable que Florencio Aburto, responsable de la imprenta oficial del gobierno estatal, hubiera impreso el semanario “El Zempoalteca” cuya fecha coincide con el anterior. Pasaron algunos años hasta que salió a circulación “El Duende Veracruzano” un rotativo que estaba escrito a mano es decir sin utilizar la tecnología existente, circuló en 1855. Tenemos la sospecha que hubo otras publicaciones como “El Atronador”, cuyo tiraje tiene fecha de 1867.

En noviembre de 1928, el Club Rotary de Huatusco, rindió un homenaje a Ernesto “Chango” García Cabral, originario de esta localidad. Invitados del medio periodístico se dieron cita, entre ellos contamos a Ignacio Fernández Esperón, mejor conocido como “Tata Nacho”, mismo que compuso el siguiente corrido:

HUATUSCO SEÑORIAL.

“Parece el día de mi santo
de lo contento que estoy,
porque de México vengo
y para Huatusco voy.

¡Hay ¡Huatusco Primoroso,
¡hay ¡Huatusco señorial
vengo a cantarte gozoso
y a los monos de Cabral.

Vengo a cantarte el cariño
de mi alegre corazón
que me siento como un niño
para cantar mi canción.

¡Que bonitas tus laderas,
¡que bonito el cafetal
¡que bonitas tus praderas
¡y los monos de Cabral.¡

Tu quietud, tu señorío
tu aristocracia total
la frescura de tu río
y los monos de Cabral.

El color de tus mujeres
y su gracia sin igual
su donaire, sus quereres
y los monos de Cabral.

Me encanta tu noche clara
y tú brisa matinal,
Carmen, Ida, Chelo, Sara,
y los monos de Cabral.

El chilito comapeño
de sabor tradicional
el tlatonil huatusqueño
y los monos de Cabral.

El camino que a ti llega
con su tapiz vegetal
tú chipi-chipi que riega
y los monos de Cabral.

Es natural que me encante
tu Iglesia parroquial
con su vetusto semblante
y los monos de Cabral.

Tu proverbial cortesía
que me encante, es natural
me priva pues tu alegría
y los monos de Cabral.

La barranca de Jamapa
su río de inmenso caudal
y ese plan de Tenejapa
y los monos de Cabral.

Y el pueblito de Tlaltengo
con tanto y tanto jacal
ya lo dije y los sostengo
y los monos de Cabral.

Y aquella loma severa
de pendiente desigual
muy tortuosa y traicionera
y los monos de Cabral.,

No quisiera despedirme
la despedida hace mal
pero yo ya tengo que irme
y los monos de Cabral.