11 enero 2021

Entorno Noticias

Calidad Informativa

Desde Huatusco

0 0
3 minutos de lectura
0 0
Read Time:3 Minute, 16 Second

ROBERTO GARCÍA JUSTO. 

MUERTE DE UN SINDICALISTA. 

La ubicación de Huatusco en la vertiente de las grandes montañas, realizo el milagro para que sus quebradas laderas de nutridos cerros, con selvas de bosques húmedos y verdes, pudiera considerársele la tierra generadora de riqueza agrícola y ganadera. Durante el colonialismo, brotaban cosechas abundantes de maíz y frijol por lo que, los naturales se preocupaban por la fertilidad y no por la aridez, destacando el clima templado, de lluvias apropiadas y precisas.  Ideal para la cría y engorda de todo tipo de ganado.       

Para la corona española su objetivo inmediato consistía en acumular la suficiente riqueza en oro, plata y piedras preciosas, con el fin atesorarlas en sus castillos y disponer de ello para utilizarla en extender sus dominios. Predominaba la filosofía feudal en donde el monarca divide su reino en feudos que son distribuidos entre la nobleza para su administración. A cambio recibían tributos en materia prima y sobre todo lealtad.  Para ellos el poder económico lo median por la extensión de los territorios conquistados, incluyendo comunidades y animales. 

A partir de 1920, la estabilidad que se había prometido en el País, se convirtió en una inquietud dentro de la sociedad trabajadora de este Municipio.  No obstante, el aislamiento por falta de vías de comunicación, la literatura de la Revolución Bolchevique en Rusia, traía nuevas ideas para las nuevas generaciones, deseosas de un cambio político, económico y social. En los círculos de estudio que se formaron, había una elite de hombres ilustrados que generosamente daban charlas y se prestaban para el intercambio de conocimientos adecuados a la transformación.  

 La lucha de clases avanzaba en la medida en que se sumaban más adeptos de los distintos gremios dispuestos a defender sus derechos laborales con la ley en la mano.  Sufriendo el acoso de la Autoridad Municipal que obedecía órdenes de los acaudalados.  Por esa fecha llegó un personaje que dio impulso al movimiento sindicalista de la región, se dice que venía de la zona industrial de Orizaba. Tenía la experiencia por haber participado con los obreros de aquella zona, asumiendo varios nombramientos que le otorgaron las bases fabriles.  

Rafael Popo se sumó a la responsabilidad que le asignaron, por su capacidad y experiencia, sus compañeros lo eligieron presidente del Sindicato de panaderos, siendo el primero que asumía esa trinchera, considerándose el pionero del movimiento organizado. A partir de ese momento se convirtió en el eje fundamental para los que necesitaban orientarse y asociarse correctamente, es decir, dentro del marco legal.  Para cumplir con sus funciones, acondicionó las oficinas sobre la avenida uno esquina calle nueve, en un edificio de dos pisos ubicado atrás del Templo de San Antonio de Padua.    

Motivados por la estructura organizativa que habían adquirido, surgió el compromiso de dar respuesta a la petición popular de exigir que bajara el costo   del consumo de energía eléctrica.  A iniciativa de la mayoría se formó la “Unión de Consumidores de Luz Eléctrica” cuyo presidente fue el profesor Manuel Sedas Rincón, un distinguido y combativo elemento teórico y práctico del socialismo mexicano. Durante seis meses de movilizaciones, los propietarios de la empresa no respondían al emplazamiento.      

Teniendo la conciencia tranquila, sin sospechar nada, ya que ninguno de su comité lo acompañaba, Rafael Popo se metió al changarro de Eugenio luna, ubicado por el mercado Juárez, con la finalidad de tomarse un refresco, se sentó sobre unos bultos de maíz.

Aseguran los testigos que, el comandante de la policía municipal Narciso Vázquez, entró violentamente con la pistola desenfundada y le disparó a quemarropa al que había sido alma de la lucha sindical. Ahí quedó muerto para que los huatusqueños analicemos y reflexionemos sobre hechos que están escritos en la conciencia ciudadana. Después de ese acontecimiento, la actitud fue otra, el precio que se pagaba por cada foco, bajó de $1.50 a $1.25 y la gente decía: que caro nos salió esta lucha. 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Más Historias

0 0
3 minutos de lectura
0 0
4 minutos de lectura
0 0
2 minutos de lectura

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *