18 agosto 2021

Entorno Noticias

Calidad Informativa

Solicita FGR a Interpol ficha roja para buscar y aprehender a Laura Bozzo

2 minutos de lectura

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a la Interpol ficha roja para la búsqueda de la conductora de televisión Laura Bozzo, contra quien un juez federal giró una orden de aprehensión por el presunto delito de evasión fiscal.

La semana pasada un juez federal vinculó a proceso a la conductora por haber vendido ilegalmente un inmueble embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en 12 millones de pesos (600,000 dólares).

El juez le dictó prisión preventiva justificada y le dio un plazo de 48 horas para presentarse en el Centro de Prevención y Readaptación Social Santiaguito, en Almoloya, Estado de México, situación que la peruana no cumplió.

Bozzo promovió un amparo argumentando padecer graves problemas de salud y encontrarse en un estado delicado, pero el mismo juez federal giró una orden de aprehensión en su contra, por lo que la Fiscalía General de la República inició los trámites para la emisión de la ficha roja por parte de Interpol, y sea buscada en más de 190 países.null

No es su primer asunto legal

En 2002, el juez del Perú, Saúl Peña Farfán denunció a la conductora de televisión por asociación ilícita para delinquir y peculado, acusándola de recibir 10,000 dólares mensuales del Servicio de Inteligencia Nacional del Perú y tres millones de dólares, según testigos, y de trabajar para el líder opositor Vladimiro Montesinos.

El 17 de julio de 2002, Bozzo fue arrestada en el Aeropuerto Internacional de Lima, Perú, Jorge Chávez, cuando estaba abordando un avión con destino a la ciudad de Miami, debido a una orden de impedimento de salida del país y de arresto domiciliario.

En el año 2002, Bozzo el Poder Judicial ordenó mandato de comparecencia con restricción de detención domiciliaria. Ante ello, Bozzo declaró como domicilio legal el estudio de televisión desde el que grababa su programa en versión para el extranjero, Bozzo permaneció en los estudios «Monitor» del distrito de San Borja en Lima hasta el 15 de junio de 2005, día en el que fue liberada.

(Con información de El Economista)